¿Qué tipo de telar elegir?. Tipos de telar manual.

 

 


Hoy en día está haciéndose más popular la afición por tejer nuestros propios tejidos, ya sea por hobby o bien como una forma de poder expresar nuestra propia creatividad.

Cuando eres nuevo en este mundo la primera duda que te asalta es decidir sin temor a equivocarte cual va ser el telar que satisfaga completamente tus necesidades, pero todavía no te has preguntado realmente que tipo de tejido quieres, que ancho, que tipos de hilos vas a utilizar o bien que dibujos, efectos o ligamentos pretendes emplear en tus tejidos.

Básicamente y dejando a un lado los telares de alto lizo (utilizados para tejer tapices y alfombras) nos encontramos con los siguientes tipos de telar manual construidos en madera:

1. Telares de sobremesa

2. Telares de manuales de suelo

3. Telares de peine rígido o telar María

4. Telares de cinta o inkle

Llegados a este punto es cuando uno comienza a dudar sobre que ancho será el adecuado para mis artículos, que número de lizos (los marcos necesarios para elaborar diferentes ligados en el tejido), qué sistema de accionamiento tendrán éstos, qué espacio tengo en casa para ubicar el telar. Por último, la pregunta del millón: ¿Cúal es la curva de aprendizaje de cada uno?.

Desde nuestra opinión sólo podemos responderte a la última. Respuesta: No temas nunca a la dificultad en el mundo de el tejido. Tu mism@ vas a comprobar que todos tienen su grado de dificultad y que esta es la esencia por la que todos nos hemos enamorado de este noble arte.

 

TELARES DE SOBREMESAtelar manual de lizos

Este tipo de telar manual permite por su tamaño ser fácilmente transportado. Puede tener entre 2 y 16 lizos, accionados con un sistema de clavijas movidas con las manos. La abertura de la calada es asimétrica (sólo se mueven los hilos que son accionados) y permite cualquier experimento en cuanto a ligamentos se refiere ya que cada lizo que levantamos no está relacionado con ningún otro. Al no utilzar los pies deberemos hacer todo el trabajo con las manos: elevar los lizos, pasar la lanzadera a través de la calada, y batanar (apretar la ultima pasada de trama contra el tejido).

 

TELARES DE SUELO

Aquí podemos encontrar 3 tipos de telar:

Telar con accionamiento individual (Jack System):telar manual tejer con lizos

La calada (abertura de la urdimbre) se forma levantando únicamente los lizos que pisamos con los pedales y manteniendo estáticos los que no son accionados. Esto tiene la ventaja de que no es necesario conectar todos los lizos a todos los pedales - únicamente conectaremos los que deseemos que se levanten -, pero tiene la desventaja siguiente: para un ancho superior a 90cms la fuerza que debamos aplicar al pedal será cada vez mayor sobre todo si tenemos conectados 2 ó 3 lizos a cada pedal. Otra desventaja es que al formar una calada asimétrica hay que tener cuidado en no utilizar hilos muy finos y delicados y que no tengan una buena elongación p.e. hilos de lino muy finos. 
De todas formas este es un tipo de  telar manual muy facíl de usar que no requiere muchos preparativos previos y con el que podemos tejer cualquier ligamento que queramos (siempre dependiendo de el número de lizos que tenganos instalados).

Telar de poleas o cotrabalanceado
telar de 4 lizos

En este tipo de telar los lizos están conectados entre sí por un sistema de poleas o balancines, normalmente el lizo 1 con el 2 por una parte, y el 3 con el 4 por otra. Cuando accionamos el lizo 1, éste sube y el 2 baja, formando de esta manera un ángulo de calada limpio. Es por esta razón por la que la tensión en los hilos de el plegador es siempre la misma lo que nos va a permitir trabajar con hilos finos y delicados sin riesgos elevados de rotura de hilos. Además la fuerza empleada en pisar los pedales es mínima. Desventaja: no es conveniente utilizar más de 4 lizos.

Telar de contramarcha: Es muy parecido al telar de poleas o contrabalanceado ya que los lizos suben y bajan en la misma acción formando una calada limpia, manteniendo la misma tensión en todos los hilos y en la suavidad del pedaleo.
Para ello, en vez de poleas, utiliza un juego de 2 levas por lizo colocadas debajo de éstos. La leva inferior y conectada al pedal tira del lizo hacia arriba a la vez que la leva superior y atada a la parte inferior del mismo lizo hace que baje en la misma medida. La desventaja es que para formar la calada tendremos que atar a cada pedal bien las levas superiores o bien las inferiores de cada uno de los lizos que estemos utilizando. Es decir, que la preparación previa suele tomar bastante tiempo. La ventaja es que una vez atado nos va a permitir tejer con hilos delicados y con un numeros de lizos superior al telar de poleas, (lo ideal son 8 lizos).

 

TELARES DE PEINE RÍGIDO O MARÍAtelar de peine rigido

Son telares fáciles de preparar y utilizar, además de fácil ubicación y guardado dentro de casa. La urdimbre se pasará por el peine a través de los agujeros (hilos pares) y ranuras (hilos impares). Aquí el mismo peine es el encargado de formar la calada (subiendo o bajando) y batanar la última pasada de trama contra el tejido. Es un buen telar para iniciarse. Además podemos conseguir bonitos tejidos combinando diferentes colores en trama y urdimbre. En este telar, la densidad (separación entre los hilos de urdimbre) viene marcada por la densidad de propio peine rígido p.e. 2 hilos/cm = 20/10,  (20/10 , 30/10 , 40/10 , ....)

 

TELARES DE CINTA O INKLEtelar inkle tejer cintas

Son un tipo de telar manual que permite tejer artículos como cintas, cinturones.... Son muy sencillos de preparar y rápidos en tejer. La calada la formamos nosotros mismos con nuestra propia mano. Realmente se pueden conseguir artículos muy bien logrados con este tipo de telar.